Novedades de la Ley de Sociedades Cooperativas Andaluzas

El pasado 30 de julio se publicaron en el BOE de 30 de julio las Novedades de la Ley de Sociedades Cooperativas Andaluzas, Ley 14/2011. 

Veamos las principales novedades incorporadas en esta modificación.

El número mínimo de socios de una SC se reduce de 3 a 2 personas

Según el nuevo Artículo 10, el número mínimo de personas socias que debe tener una Sociedad Cooperativa será de 2.

Las sociedades cooperativas de primer grado deberán estar integradas, al menos, por dos personas socias comunes, y las de segundo grado, al menos, por dos cooperativas de primer grado.

Esto favorece la creación de Sociedades Cooperativas en Andalucía y se adapta bien a la realidad del mercado.

Cambios en las administraciones

El órgano de administración de las sociedades cooperativas será, con carácter general, el Consejo Rector.

En aquellas entidades que cuenten con un número igual o inferior a diez personas socias comunes, sus estatutos podrán prever otros modos de organizar dicha administración, la Administración Única y la Administración Solidaria, conforme con lo establecido en el artículo 42 sobre personas administradoras.

A pesar de esto, en aquellas sociedades cooperativas de primer grado formadas por dos personas, se deberá atribuir cargos de administración a dichas personas, pudiendo elegir entre la Administración Pública o Solidaria de la entidad.

 

En cuanto a la impugnación de intereses

Sin perjuicio de la exigencia de responsabilidad regulada en el artículo 51, los acuerdos del Consejo Rector que se estimen contrarios a la ley o a los estatutos en beneficio de uno o varios de los socios, los intereses de la sociedad cooperativa, podrán ser impugnados, de acuerdo con lo establecido en el artículo 35, por los miembros de aquel que hubiesen hecho constar en acta su oposición al acuerdo alcanzado.

A partir de ahora, el grupo de personas que represente el 10%, antes un 20%, de las sociedades cooperativas tendrá el derecho a impugnar los intereses de la sociedad corporativa.

Ley

Nuevas infracciones a tener en cuenta

Las infracciones en materia cooperativa se clasifican en leves, graves o muy graves. A continuación se mostrarán las modificaciones más relevantes en cuanto a estas infracciones.

 

Son infracciones leves:

– No incluir la expresión “sección de crédito” en cualquier referencia que se haga a la misma.

– No convocar el órgano administrativo a la Asamblea General o convocarlo con un retraso superior a los 3 meses o un mes.

– En cuanto a los cargos sociales, no renovarlos en 3 meses siguientes a la finalización de los plazos estatuariamente establecidos.

– No facilitar a la Administración los datos relativos a su estructura social y económica dentro de los plazos establecidos reglamentariamente.

Son infracciones graves:

– Realizar con cargo a las secciones de crédito operaciones activas con personas socias colaboradoras, que revisan dicho carácter en función de su participación en actividades accesorias cuando estas superen en su importe el porcentaje previsto reglamentariamente respecto a las realizadas con las personas socias comunes.

-No disponer la sección de crédito de una persona titular de la Dirección General.

-No acordar el órgano correspondiente de la cooperativa las condiciones económicas aplicables a las operaciones activas y pasivas de la sección de crédito.

-Discriminar a las personas socias a propósito de las condiciones económicas ofrecidas en las operaciones activas y pasivas de la sección de crédito.

-Conceder préstamos y créditos con cargo a la sección de crédito a personas socias para contribuir a la financiación de actividades ajenas.

 

Son infracciones muy graves:

– En el caso de las sociedades cooperativas que no sean de crédito, no inscribir las secciones de crédito o el inicio de su actividad cuando se realicen regularmente operaciones de intermediación financiera con sus personas socias.

– Realizar con cargo a las secciones de crédito operaciones activas o pasivas con personas o entidades distintas a la cooperativa y a sus socios o socias.

– Incluir las sociedades cooperativas con sección de crédito en su denominación las expresiones “cooperativas de crédito” y “caja rural”.

– Mantener las sociedades cooperativas con sección de crédito un coeficiente de disponibilidades líquidas inferior a la entidad mientras estén siendo financiados con cargo a la sección de crédito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obtén ahora tu Auditoría gratuita en sólo 24h

Protección de Datos

Gracias por solicitar tu Auditoría gratuita!

Share This