NUEVA CUOTA DE AUTONOMOS A PARTIR DE ENERO DE 2023

La cotización por ingresos reales que afectará a los trabajadores autónomos entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2023.

¿Cómo será la nueva tarifa plana para nuevos autónomos?

La cotización a la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos que inicien su actividad por primera vez o que no hubieran estado en situación de alta en el RETA (Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos), en los dos años inmediatamente anteriores será de la siguiente manera:

Con carácter general, se aplicará una cuota reducida por contingencias comunes y profesionales, de 80 euros mensuales, que se extenderá desde la fecha de efectos del alta y durante los doce meses naturales completos siguientes, quedando los trabajadores exonerados de cotizar por cese de actividad y por formación profesional.

Una vez que pasen los doce primeros meses, los autónomos podrían continuar aplicándose esa cuota reducida de 80 euros mensuales durante los siguientes doce meses naturales completos, siempre que los rendimientos económicos netos anuales de su actividad sean inferiores al salario mínimo interprofesional anual.

La aplicación de la cuota reducida deberá ser solicitada por los trabajadores en el momento de su alta en el RETA. También se deberá de solicitar la prórroga para disfrutar de la cuota reducida durante el segundo año de actividad, acompañando una declaración relativa a que los rendimientos económicos netos que se prevén obtener serán inferiores al salario mínimo interprofesional.

Para poder aplicar la cuota reducida en el caso de trabajadores autónomos que deseen reemprender una actividad por cuenta propia, es obligatorio que haya pasado al menos 3 años desde la fecha de la baja, si en el anterior período disfrutó de la bonificación.

Las cuantías de las prestaciones económicas a las que puedan tener derecho los trabajadores por cuenta propia durante el período, o los períodos en que se beneficien de la cuota reducida, se determinarán con arreglo al importe de la base mínima del tramo inferior de la tabla general de bases.

Finalizado el periodo máximo de disfrute de las reducciones en la cotización, se deberá cotizar por todas las contingencias a partir del día primero del mes siguiente a aquel en que se produzca esa finalización.

Cuando los trabajadores por cuenta propia o autónomos tengan un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, o sean víctimas de violencia de género o víctimas de terrorismo, el periodo de aplicación de la cuota reducida será de 24 meses naturales completos de forma genérica. Este periodo podría ampliarse otros 12 meses más, es decir máximo 36 meses desde la fecha del alta, siempre que sus rendimientos económicos netos anuales sean inferiores al salario mínimo interprofesional anual en dicho período. En este caso, la cuantía de la cuota reducida será, entre los años 2023 y 2025, de 80 euros mensuales, hasta la finalización de los primeros veinticuatro meses naturales completos, es decir durante los dos primeros años de su actividad; y de 160 euros mensuales a partir del mes vigesimoquinto, es decir, durante el tercer año de su actividad y hasta el máximo de los 36 meses desde que la inicia.

A partir del año 2026, el importe de dichas cuotas será fijado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio.

Exclusión a la reducción en la cotización: no se podrá aplicar a los familiares de trabajadores autónomos por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado. En estos casos la base de cotización mínima a elegir será de 1.000 euros mensuales para 2023 y, para los ejercicios siguientes, la que establezca la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado, siempre que figuren al menos 90 días en alta en este régimen, durante el periodo a regularizar.

¿Qué pasará con los autónomos que ya disfrutaban la tarifa plana?

Todos aquellos trabajadores autónomos que, a fecha 1 de enero de 2023, ya estaban disfrutando de la tarifa plana anterior, continuarán con ella hasta que se agoten los periodos máximos que tuvieran establecido en cada caso.

¿Cómo será la cotización por ingresos reales de los trabajadores autónomos?

A tener en cuenta lo siguiente:

  • Entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2023.
  • La cuota a pagar se calculará aplicando el 30,6% sobre la base de cotización elegida. Se debe de escoger, al menos, la base mínima de cotización que corresponda al tramo al que pertenezca el rendimiento neto de la actividad.
  • Contará con 12 tramos de cuotas en la tabla general más tres tramos en la tabla reducida por lo que, durante el año 2023, la cuota a pagar iría desde los 230 euros hasta los 500 euros si se escogiese la base mínima para cada uno de los tramos respectivamente. Cada año las cuotas variarán en función de las tablas que ya están publicadas hasta el ejercicio 2025.
  • Se podrá elegir voluntariamente una base de cotización que esté comprendida entre la base mínima que corresponda a su tramo de ingresos y la base máxima de cotización del tramo superior de la tabla general.
  • Se podrá cambiar hasta 6 veces al año la base de cotización, escogiendo una que esté comprendida entre los limites mínimo y máximo de cada ejercicio.
  • A principios de cada año los autónomos deben de comunicar a Seguridad Social un rendimiento neto estimado de su actividad, a partir de cual se escogerá la base de cotización según el tramo en el que se encuentre, calculando, por tanto, la cuota estimada conforme a la misma. Al año siguiente la TGSS regularizará las cuotas del ejercicio anterior conforme al rendimiento anual obtenido definitivamente, comunicado telemáticamente por la Administración tributaria.
  • Para calcular el rendimiento neto de la actividad, se restarán a los ingresos obtenidos, todos aquellos gastos producidos en el ejercicio de la actividad y necesarios para la obtención de dichos ingresos. Y, sobre esa cantidad (beneficio calculado), se aplicará adicionalmente una deducción por gastos genéricos del 7 % (3 % para los autónomos societarios).
  • En el caso de los autónomos societarios se incluirán todos los rendimientos que se deriven de su participación en los fondos propios de las entidades en las que tengan una participación igual o superior al 33% del capital social, o del 25% en el caso de que sea administrador, además de los rendimientos de trabajo que se perciban por su actividad en dichas entidades.
  • Los autónomos que ya figuren de alta a 1 de enero de 2023 tienen de plazo hasta el día 31 de octubre de 2023 para comunicar el rendimiento neto estimado de dicho ejercicio.

¿Qué cuota pagarán los autónomos?

La cuota de cotización que los autónomos pagarán dependerá de la base de cotización escogida, incluida dentro del tramo en el que se encuentre su rendimiento neto mensual. Para el periodo 2023 a 2025, aquellos autónomos cuyo rendimiento neto mensual sea inferior a 670 euros al mes, se situarán en el primer tramo de cotización. Para estos autónomos la cuota a pagar será de:

  • 230 euros mensuales en el ejercicio 2023.
  • 225 euros mensuales en el 2024.
  • 200 euros mensuales en el 2025.

Las tablas general y reducida de las bases mínimas y máximas a escoger, en función del tramo en el que se encuentre el rendimiento neto mensual, vigentes para el ejercicio 2023 quedaría de la siguiente manera:

 

Las cuotas de cotización de los autónomos irán aumentando en función de los rendimientos de su actividad. Existen hasta 15 tramos para la determinación de la base de cotización, a partir de la cual se calcula la cuota a pagar.

El tramo 12 de la tabla general está destinado para rendimientos netos superiores a los 6.000 euros mensuales. En este caso, las cuotas de cotización mínimas a pagar quedarán de la siguiente manera:

  • 500 euros mensuales en 2023.
  • 530 euros mensuales en 2024.
  • 590 euros mensuales en 2025.

Por lo tanto, los nuevos autónomos podrán seguir disfrutando de una tarifa plana para emprendedores que, para las altas que se tramiten a partir de 2023, será de 80 euros mensuales, en lugar de 60 euros como en la tarifa plana anterior. No obstante, aunque con la entrada en vigor de la cotización por ingresos reales muchos trabajadores autónomos aumentarán su base de cotización y con ello las cuotas a pagar, también mejorarán sus prestaciones sociales que pudieran recibir, como pensiones, maternidad/paternidad, incapacidad temporal, cese de actividad etc.

¿Quieres darte de alta en Autónomos

 

Nos encargamos del Alta y de los trámites fiscales de tu Actividad.

 

Método AsesoresCloud

 

Comienza a gestionar tu mismo tu Actividad

 

¿Asesoría Fiscal Online para Particulares?

 

Súbete a la nube y ahorra tiempo y dinero en tus impuestos y tributos particulares.

 

¿Solo necesitas un servicio en concreto de Asesoría Fiscal?

 

Quiero un servicio en concreto de Asesoría Fiscal 

¿Hablamos por whatsapp?

Escríbenos sin compromiso al

+34 625 21 10 65

Déjanos tu teléfono y te llamamos gratis

Obtén ahora tu Auditoría gratuita en sólo 24h

Protección de Datos

Gracias por solicitar tu Auditoría gratuita!